MISTICA: Democracia e Internet. Algunas opiniones.

Raul Trejo Delarbre (rtrejo@etcetera.com.mx)
Thu, 4 Mar 1999 21:08:51 -0600

Amigos de Mistica:

Entre los temas que el proyecto Mistica se propone discutir, esta la
contribucion que las llamadas TIC pueden significar "para crear o sustentar
organos de poder y de participacion ciudadana dentro de un orden
democratico". Ante ese apartado del documento basico, quiero sugerir las
siguientes lineas de discusion.

1. Las TIC no propician la democracia. Pueden respaldar y alentar, pero
sobre todo propagar, los esfuerzos de los grupos sociales y politicos
interesados en la liberalizacion de los sistemas de gobierno y/o de
participacion ciudadana en cada pais. Pueden ayudar al intercambio de
experiencias, de tal suerte que los grupos comprometidos en ese afan se
identifiquen unos con otros, rompan con su aislamiento aunque sea de manera
--literalmente-- virtual.

2. La Internet ofrece una posibilidad inedita y creciente para ese
intercambio de experiencias. La solidaridad mutua, la construccion de
identidades comunes, el conocimiento de otras realidades, ocurre de manera
casi instantanea cuando dos o mas interesados en un mismo asunto se
intercomunican. Sin embargo, ni la informacion por si sola ni la
solidaridad mutua logran cambiar nada. La construccion o el fortalecimiento
de la democracia, es obra de los ciudadanos en los espacios de
participacion y decision que existen en cada circunstancia. La Internet
ayuda, pero no sustituye a los mecanismos hasta ahora convencionales para
la creacion o modificacion de consensos en las sociedades modernas.

3. Los espacios para la deliberacion y el intercambio sobre estos temas,
son minoria dentro de la Internet. Como todos sabemos, este recurso
tecnologico esta siendo fundamentalmente utilizado para la comercializacion
de la trivia, el ocio y el sexo. No tiene caso asombrarnos ante ello, pero
es una realidad que resulta pertinente reconocer: ninguna tecnologia de la
informacion y la Internet no es una excepcion, es empleada mayoritariamente
para solidificar la cultura politica (o la cultura, sin adjetivos) de sus
usuarios.

4. Un problema, entonces, para que el empleo intencional de la Internet con
un sentido "democratizador", seria como hacer atractivos los contenidos de
mayor reflexion a publicos mas amplios. Y en este sentido, en la red de
redes ocurre lo mismo que en los medios convencionales: para que la
politica, o el quehacer cultural, sean interesantes, es preciso conferirles
una intensidad dramatica mas propia de los espectaculos que de la lenta y
anticlimatica creacion de la democracia. El "affaire" Clinton-Lewinsky
desperto la atencion de centenares de miles de cibernautas, pero no parece
que haya incrementado su interes --al contrario-- por los asuntos
politicos.

5. Ademas, no hay que olvidar el caracter elitista que sigue teniendo la
Internet, incluso en los paises en donde se encuentra mas extendida. En los
Estados Unidos, las campanhas electorales acuden cada vez mas a la
colocacion de paginas web. Sin embargo, los partidos politicos estan
reconsiderando la utilidad de ese recurso, que en las elecciones
presidenciales de 1996 y en las elecciones legislativas del anho pasado
parecio muy novedoso. Se ha demostrado que quienes "accesan" a las paginas
de campanha de los partidos politicos y candidatos, suelen ser internautas
que ya tienen una preferencia politica especifica. En esos casos la
Internet sirve mas para reforzar, que para crear definiciones politicas de
sus usuarios. Es altamente posible que lo mismo ocurra con las paginas web
de partidos y movimientos sociales en America Latina.

6. Desde luego, la Internet puede ayudar a "producir o reforzar la
eficiencia y la transparencia de la gestion de los gobernantes" como
senhala el documento basico. Pero no hay que olvidar que la supervision
social respecto de sus gobiernos, dificilmente sera eficaz a traves de este
medio si el acceso a el sigue siendo minoritario y en ocasiones incluso
esporadico. No por eso hay que desdenhar las capacidades que en tal sentido
ofrece la red de redes. Lo pertinente, seria disenhar y convertir en
demandas sociales, proyectos para llevar la Internet a sectores hasta ahora
privados de ese recurso tecnologico. En America Latina, con pocas
excepciones, los gobiernos no cuentan con politicas explicitamente
destinadas a propiciar el acceso de los ciudadanos al empleo de esta
tecnologia. Alli hay un tema para la reflexion y elaboracion de fuerzas
sociales y politicas.

7. La Internet puede ser un instrumento util para la democracia, pero
tambien para quienes son enemigos de ella. Los sitios y espacios en donde
se promueve el racismo, la intolerancia, la discriminacion, el odio e
incluso el crimen, parecen cada vez mas abundantes. Paginas de apologia del
nazismo, de promocion de la intransigencia mas conservadora, incluso sitios
repletos de tergiversaciones historicas, encuentran una clientela avida de
identificarse con esas ideologias. Tambien hay amplio campo para las
supercherias y los fanatismos mas inmoderados. Las creencias mas
descabelladas e irracionales, encuentran sitio y adeptos en la red. Nada de
ello parece constituir un contexto propicio para la propagacion de la
democracia.

8. Si esos excesos y fundamentalismos son posibles, se debe precisamente a
la libertad que existe en la Internet. Se trata de un medio de expresion en
donde (al menos todavia) no hay censura y en donde el mejor mecanismo de
regulacion es la auto-responsabilidad. La Internet ofrece hoy en dia uno de
los desafios mas atractivos para quienes estan convencidos de que el
intercambio de ideas es mas provechoso que el afianzamiento de fanatismos.
La libertad de la red de redes sirve para muchas cosas, pero tambien --y es
deseable que ese uso se solidifique y generalice-- para intercambiar
experiencias, posiciones, razones en fin.

Raul Trejo Delarbre

Xola 629 -C
Colonia Del Valle
Mexico, 03100, D.F.
Mexico
Tel: (525) 6390916
Fax: (525) 6390312

Visite la pagina de etcetera:
www.etcetera.com.mx