ORGANIZACION DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA EDUCACION, LA CIENCIA Y LA CULTURA

- UNESCO -

ESTUDIO DE FACTIBILIDAD DEL PROYECTO RED PARA AMERICA LATINA Y EL CARIBE (REDALC)

INVENTARIO DE PROGRAMAS DE INFORMACION EN AMERICA LATINA Y EL CARIBE

Estudio coordinado por:

Jose F. Silvio

Centro Regional de la UNESCO para la Educacion Superior en America Latina y el Caribe (CRESALC)

con la colaboracion de:

Guillermo Cardoza (Asesor Principal)

Secretario Ejecutivo de la Academia de Ciencias de America Latina

Yves Courrier

Especialista del Programa General de Informacion de la UNESCO

Isidro Fernandez-Aballi

Asesor Regional del Programa General de Informacion de la UNESCO para America Latina y el Caribe

Igualmente, se conto con la colaboracion profesional de:

Ramon Parra Useche

Instituto Autonomo de Biblioteca Nacional de Venezuela

Marisela Azuaje

Academia de Ciencias de America Latina

y el apoyo secretarial de:

Elenka Sosnowski (UNESCO/PGI/LAC) y

Maria Concepcion Garrido (UNESCO/CRESALC)

  1. INTRODUCCION: OBJETIVOS, ALCANCES Y METODOLOGIA DEL ESTUDIO
  2. El objetivo inmediato de esta parte del estudio de factibilidad fue realizar un inventario de los sistemas, servicios y redes de informacion existentes en America Latina en todos los campos de la competencia de la UNESCO. El objetivo ulterior del inventario fue conocer el estado de situacion de la region en esta materia y poder identificar aquellos servicios y redes de informacion que pudieran servir como areas tematicas para "aplicaciones piloto" en la primera fase operativa de la futura red REDALC.

    El estudio se realizo solo en paises latinoamericanos, debido a limitaciones en cuanto a la cobertura geografica, por decisiones que se tomaron al inicio del trabajo entre las partes implicadas. Sin embargo, se recomienda completarlo en el futuro con un inventario similar en paises del Caribe de habla inglesa, con el objeto de obtener una vision completa de toda la region.

    El termino "aplicacion" se usa aqui en el mismo sentido de la terminologia tecnica de las capas de comunicacion existentes en las redes telematicas. Esas capas derivan del modelo llamado OSI (Open Systems Interconnection), que se utiliza normalmente para distinguir los diferentes componentes de comunicacion dentro de una red y sus respectivos protocolos de comunicacion. Existe un total de siete capas y en cada una de ellas la comunicacion entre computadoras se efectua siguiendo los lineamientos de un determinado de protocolo o conjunto de normas de comunicacion. Se parte del nivel fisico, el mas alejado del usuario, hasta llegar al nivel llamado de "aplicaciones", que es definido por el usuario y en el se ubican los servicios de correo electronico, conferencia electronica, acceso a bases de datos y otros. Es a este nivel de red telematica al cual se refiere el estudio cuyos resultados presentaremos a continuacion. En el se trata de identificar aquellas areas tematicas del conocimiento, a partir de las cuales puedan ofrecerse servicios que una vez definidos como componentes dentro de la capa o el nivel de "aplicaciones" de una eventual red regional, pudieran funcionar como sistemas de informacion piloto dentro de ella; de alli el termino "aplicaciones piloto". La discusion sobre las aplicaciones piloto sera objeto de un informe separado, por lo cual no insistiremos mas sobre este tema por ahora.

    Con estos objetivos y esta precision metodologica en mente, se abordo el estudio de los mencionados servicios y redes, a los cuales dimos convencionalmente el apelativo generico de "programas de informacion", independientemente de su estado de desarrollo: en preparacion, en proceso y en operacion. Se adopto este termino debido a que cada institucion que gerencia informacion, establece algun tipo de programa de trabajo para ello, el cual forma parte de la estructura y dinamica de sus actividades y tareas. En este sentido, un programa de informacion es una estructura de actividades y tareas que se realizan con el fin de producir y difundir informacion sobre un area del conocimiento determinada, bajo la forma de un servicio o una red, u otros mecanismos tales como acceso a bases de datos y boletines informativos. Nos parecio este un termino mas generico que otros, tales como servicio o red, que pueden ser concebidos como programas de trabajo por las instituciones que los administran.

    Con el objeto de efectuar la recoleccion de datos sobre estos programas, se elaboro un primer cuestionario, durante las Jornadas sobre el Proyecto REDALC organizadas por la Union Latina, en Santo Domingo, del 15 al 26 de Julio de 1991. En esa oportunidad, se elaboro un cuestionario preliminar que fue enviado a Consejos Nacionales de Ciencia y Tecnologia de ocho paises de la region, con el proposito de efectuar una primera prueba del instrumento y recolectar datos de algunas fuentes disponibles a nivel nacional. Paralelamente, se inicio un proceso de recoleccion de datos por via documental, utilizando la informacion disponible en la UNESCO y en otras instituciones de la region.

    Posteriormente, del 7 al 11 de Octubre de 1991, se organizo en el marco del estudio una Reunion Regional sobre "Sistemas de Informacion e Investigacion en America Latina y el Caribe", en Rio de Janeiro, con la cooperacion del Instituto Brasileno de Informacion Cientifica y Tecnologica (IBICT), el Instituto de Matematica Pura y Aplicada (IMPA), de Brasil y la Oficina de Representacion de la UNESCO en ese pais. A ella concurrieron directivos de Consejos Nacionales de Ciencia y Tecnologia de los ocho paises de la region a los cuales se habia enviado el cuestionario preliminar, a saber: Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Mexico, Uruguay y Venezuela. Luego de efectuar esta primera recoleccion de datos, se constataron varias deficiencias en el cuestionario preliminar y se preciso el alcance y la cobertura del estudio. El Informe Final de dicha Reunion se incluye como Anexo No 1 y en el podra encontrarse mayor informacion sobre sus conclusiones y sugerencias.

    Con respecto al cuestionario, se procedio a elaborar una version definitiva, que figura como Anexo No 2 de este trabajo, la cual fue enviada a un total de 70 instituciones de la region, que gerencian servicios, redes y sistemas de informacion sobre diversos campos del conocimiento. En relacion con el alcance y la cobertura del estudio, se decidio limitarlo a los programas de informacion de cobertura regional, en virtud del alcance que tendra la red REDALC en el futuro y de la magnitud de una recoleccion de datos a partir de programas nacionales, cuyo numero supera ampliamente el de los de cobertura regional.

    Al mismo tiempo, se solicito informacion a las distintas unidades de todos los sectores de la UNESCO en America Latina y el Caribe, con el objeto de complementar la suministrada directamente por las instituciones y recoger datos sobre servicios y redes de informacion gerenciadas por esas unidades directamente.

    Se obtuvo informacion sobre un total de 57 programas, cuya lista completa aparece en el Anexo No 3. Una informacion mas detallada podra encontrarse en la serie de fichas tecnicas sobre cada programa, que se adjuntan tambien como Anexo No 4. Aparte de la elaboracion de estas fichas, se procedio a realizar un analisis estadistico de los datos referentes a los programas mencionados, el cual sera objeto de las proximas secciones.

    La informacion que figura tanto en los cuadros estadisticos como en las fichas tecnicas fue resultado, no solo de la recoleccion directa a traves del cuestionario ya mencionado, sino ademas de la recoleccion documental que se condujo en forma paralela, con el objetivo de complementar informacion y llenar algunas lagunas existentes en las respuestas a los cuestionarios.

  3. CARACTERISTICAS GENERALES DE LOS PROGRAMAS DE INFORMACION: TIPOS DE PROGRAMA Y ALCANCES
  4. Iniciaremos nuestro analisis con el Cuadro No. 1.1, elaborado a partir del Cuadro Global No. 1, que informacion sobre cada uno de los programas considerados en este estudio. Conviene aclarar que el numero de tipos de programa excede considerablemente el total de los examinados, debido a que una institucion podia gerenciar programas diversos y un mismo programa podia realizar varios tipos de actividad. Por esta razon, se prefirio utilizar como indicador la frecuencia de tipos de programa, en vez de asignarle una tipificacion unica a las funciones cubiertas por un determinado programa, lo cual en muchos casos no fue facil de establecer.

    En el Cuadro puede observarse que el tipo de programa mas frecuente es el Servicio de Informacion (23 % del total de tipos de actividad y 80,7 % del total de 57 programas registrado), seguido de Base de Datos (19,5 % y 68,4 %), Publicacion Periodica (14 % y 49,1 %) y Servicio de Cooperacion Tecnica (12,5 % y 43,8 %), muy cerca de Red de Informacion (10,5 % y 36,8 %). El tipo de programa menos frecuente fue el de Formacion (con solo un 1 % del total de tipos). En la Figura 1.1, se puede observar una representacion grafica de estas cifras.

    En lineas generales, la variedad promedio de tipos de programa fue de 3, es decir tres tipos de programa en cada caso estudiado sobre un total de 10 tipos posibles (Ver Cuadro Global No. 1). En base a esto y los resultados anteriormente indicados, puede decirse que, en terminos generales, los programas de informacion mas frecuentes en America Latina corresponden a un servicio de informacion, que posee una o varias bases de datos y una o varias publicaciones periodicas. Eventualmente, presta tambien servicio de cooperacion tecnica, o se encuentra dentro de un servicio u organismo de cooperacion tecnica internacional y sirve tambien de red de informacion y comunicacion entre sus afiliados, suscritores o beneficiarios.

    Entre los casos estudiados se encuentran programas multiples, es decir, un solo programa de informacion formado por subprogramas que cumplen diferentes funciones y se refieren a diversas tematicas. Este es el caso, por ejemplo, del conjunto de programas de informacion en materia cientifica y tecnologica de la Academia de Ciencias de America Latina (ACAL), la Red de Informacion sobre Educacion Superior en Latinoamerica y el Caribe (RIESLAC) del CRESALC/UNESCO, el CLADES de CEPAL y SIEE de OLADE. Estos programas comprenden a la vez servicios de informacion, redes de informacion, redes de cooperacion tecnica, una o varias bases de datos y publicaciones periodicas. Algunas instituciones, como la ACAL, prefirieron informar globalmente, en un solo cuestionario, sobre sus diversos tipos de programa, en vez de hacerlo separadamente para cada tipo de programa. Por esta razon, si se tomara en cuenta cada tipo de programa por separado, el numero total seria mayor.

    Es preciso clarificar la diferencia entre servicio y red de informacion, para los efectos de este estudio. En general, un servicio se entiende como un instrumento informativo orientado a satisfacer diversas necesidades de la comunidad academica, a traves del suministro de informacion, el acceso a ella o su intercambio, el apoyo a la investigacion o suministrar informacion en apoyo de la misma, actividades de formacion, etc. Por su parte, una red es un conjunto organizado de instituciones y/o personas que se han asociado con el objeto de resolver un problema comun, o cooperar en busca de un fin compartido. Ella puede brindar tambien distintos servicios a sus miembros y a sus no-miembros, transformandose asi en una red prestadora de servicios. En cambio, un servicio puede funcionar y suministrar informacion a sus suscritores sin necesidad de constituir una red. Por otra parte, tanto servicios como redes pueden ofrecer a sus suscritores o miembros, respectivamente, informacion bajo la forma de acceso a una o varias bases de datos o publicaciones periodicas. La frontera en algunos casos no fue facil de establecer, pero se conserva una diferencia de naturaleza basica entre servicio, como ente relativamente autonomo de sus miembros, y red, como una entidad dependiente de la afiliacion de sus miembros. Un servicio puede ofrecer informacion a sus suscritores sin la existencia de una red. La comunicacion basica en el ambiente de un servicio seria de sus miembros al centro, es decir, de uno a centro y del centro a muchos: un esquema comunicativo tipo "estrella". En cambio, en una red la comunicacion tiende a producirse de "muchos a muchos", en "malla" o , valga la redundancia, en forma reticular. La persona que se suscribe a un servicio busca en el una serie de beneficios, tales como publicaciones, informacion periodica sobre eventos, investigaciones, etc. En una red, sus miembros buscan mas bien, o ante todo, el contacto permanente y la relacion de trabajo profesional con otros colegas y, de modo secundario, la informacion. Sin embargo, repetimos, puede haber combinaciones entre estos dos tipos "puros" en la realidad.

    En cuanto al estado de desarrollo, la mayor parte de los programas se encuentran en operacion, o al menos asi lo declararon los informantes (Ver Cuadro No. 1.2 y Figura No. 1.2). Las cifras relativas a este aspecto deben tomarse con cierta reserva. Si bien la mayoria de los programas estudiados (82,4 %) se encuentra en operacion desde hace varios anos, muchos de ellos no cumplen adecuadamente su funcion debido principalmente a la ineficiencia de los canales y medios de comunicacion existentes en la region. Existen programas que han sido creados con el objeto de difundir informacion sobre temas prioritarios para el desarrollo de la region, en varios campos del conocimiento, pero con el correr del tiempo han confrontado inconvenientes a la hora de comunicarse con sus suscritores o miembros, debido a la inadecuada e insuficiente infraestructura comunicacional de la region. Por esta razon, el termino "en operacion" debe tomarse con las debidas reservas, a la luz de estas limitaciones, en muchos casos ajenas a los creadores y gerentes de esos programas.

    Otro punto, importante fue el referente a la experiencia en materia de suministro de informacion de los programas. Se encontro un promedio de 7 anos de experiencia, lo cual demuestra que en general los programas de informacion comienzan a surgir y a cobrar importancia en la region a partir del ano 1985 (Cuadro No. 1.3 y Figura No. 1.3). A partir de este ano comienza precisamente el pleno auge de la microcomputacion a nivel personal y se empieza a valorizar la informacion como recurso del desarrollo. Es posible que estos factores hayan influido en el desarrollo de programas de informacion a mediados de la decada de los anos 80. Obviamente, en terminos estrictamente metodologicos y cientificos, no tenemos evidencias en este estudio de que el desarrollo de la microcomputacion haya sido la causa de la proliferacion de servicios y sistemas de informacion en la region. A ello han contribuido sin duda multiples factores, entre ellos, la ya mencionada valorizacion de la informacion como recurso de investigacion y desarrollo. Pero, es legitimo pensar que la disponibilidad de una tecnologia para el tratamiento de la informacion y el mejoramiento de los medios de comunicacion, haya influido y estimulado este fenomeno y sea en gran parte responsable de la gran proliferacion de programas de informacion que observamos en 1992, a nivel institucional, nacional e internacional. Cada tecnologia abre un camino y crea un ambiente, al satisfacer una necesidad.

    Con respecto a los paises cubiertos, la mayoria de los programas (70 %) pretende abarcar el conjunto de la region, con promedio de 20 paises (Ver Cuadro 1.4 y Figura 1.4). No obstante, a nuestro juicio, esta cobertura es, en algunos casos, mas nominal que real y manifiesta una intencion de cobertura antes que una situacion real. Pero, puede tomarse como referencia que, en principio, todos los programas investigados tienen vocacion regional y, por ende, es logico suponer que trataran de cubrir el conjunto de paises de la region de America Latina y el Caribe, en la medida de sus posibilidades, lo cual es muy significativo para los efectos del desarrollo de una futura red telematica academica regional.

    La mayoria de los programas tiene como institucion responsable a UNESCO, ACAL, CEPAL y OLADE. Estas instituciones gerencian en conjunto un 43 % aproximadamente de todos los programas estudiados (Cuadro No. 1.5). Es logico que sean los organismos con vocacion internacional, o al menos regional, los responsables de la mayor parte de los programas. En el caso de la UNESCO, esta organizacion ha contribuido desde hace varios anos con el desarrollo de sistemas, servicios y redes de informacion no solo a traves de su Programa General de Informacion (PGI), sino igualmente a traves de los sectores de Educacion, Ciencias, Comunicacion y Ciencias Sociales. Todos estos sectores poseen una o varias unidades operativas en la region de America Latina y el Caribe y todas ellas han promovido, coordinado o realizado proyectos de desarrollo de servicios y redes de informacion en sus respectivos campos. Por su parte, el CLADES de la CEPAL ha contribuido en gran medida al desarrollo de programas de informacion ligados a la cooperacion y la planificacion economica regionales. Igualmente, la ACAL ha iniciado un vasto programa de informacion que contempla el desarrollo de 7 bases de datos sobre diversos topicos relevantes para el desarrollo cientifico y tecnologico de la region, entre los cuales destacan informacion sobre eventos cientificos, centros de investigacion y programas de formacion e intercambio de investigadores. OLADE tambien esta contribuyendo a desarrollar servicios y redes en el campo especifico de la energia. Sin embargo, no menos importante es la labor cumplida por otras organizaciones que si bien no gerencian muchos programas, han hecho contribuciones importantes en sus campos especificos de accion. Hemos comentado la actividad de los organismos mencionados porque poseen una mayor variedad de campos de accion y de vocacion multiple, pero ello no resta valor al trabajo de otros organismos de caracter mas especifico o especializado.

    Un aspecto importante, que complementa el referente a la responsabilidad institucional en el desarrollo y gerencia de programas es la participacion institucional en su financiamiento. Nuevamente, encontramos la presencia de UNESCO y CEPAL como instituciones financiadoras principales de los programas de informacion analizados: la primera con 26 % y la segunda con 16 % del total de programas (ver Cuadro Global 3, Cuadro No. 1.7 y Figura 1.4). Esta constatacion es consistente con las referentes a la responsabilidad de estas mismas instituciones en el desarrollo de programas de informacion en America Latina y el Caribe. La responsabilidad no se ha limitado solo a ofrecer apoyo institucional sino tambien financiero.

    Se constato una concentracion de programas en dos paises de la region: Chile y Venezuela, seguidos por Ecuador, Uruguay y Brasil (Cuadro 1.6 y Figura 1.6). Conviene aclarar que el hecho de que este estudio haya sido realizado por instituciones y especialistas con sede en Venezuela no ha influido en el resultado. Es posible que la profusion de organismos internacionales concentrados en Chile y Venezuela, haya influido en el desarrollo de programas de informacion con vocacion de cobertura regional con sede en esos mismos paises. Como ya hemos senalado, organizaciones como la UNESCO y la CEPAL (a traves del CLADES), han promovido intensamente el desarrollo de sistemas regionales de informacion, y ellas tienen oficinas importantes precisamente en los dos paises mencionados, al igual que en Uruguay y Ecuador. En otros casos, estos organismos gerencian programas de informacion directamente, como parte de su funcion de facilitar la difusion y el intercambio de informacion, con miras a la promocion de la cooperacion regional en las areas de su competencia.

  5. TIPOS DE ACTIVIDADES Y AREAS DEL CONOCIMIENTO
  6. Ademas de la multiplicidad de tipos de programas, encontramos tambien que en el marco de ellos se realizan diversos tipos de actividad, como puede apreciarse en el Cuadro Global No. 2, el Cuadro 2.1 y la Figura 2.1.). Al igual que en el caso de los tipos de programas, encontramos que las actividades realizadas por cada uno de ellos son tambien multiples y en consecuencia, su numero total excede el numero total de casos estudiados.

    Se registro un total de 367 actividades realizadas por 57 programas. La mayoria relativa de dichas actividades consiste obviamente en "facilitar el intercambio de informacion" (13,6 % del total de tipos de programa y 87,7 % del total de los 57 programas analizados). Luego, la prioridad se reparte entre "facilitar la cooperacion" (10,4 % y 66,6 %), "difundir publicaciones" (10,3 % y 63,1 %), "facilitar la investigacion" (10,1 % y 64,9 %), "suministrar informacion sobre y para la investigacion" (9,8 % 61,4 %) y la "cooperacion tecnica" (9,8 % y 61,4 %).

    En este contexto, conviene establecer una distincion entre tres tipos de actividad: primero, la tarea de realizar una actividad directamente; segundo, suministrar informacion a otras instituciones para que realicen estas actividades y tercero, facilitar la realizacion de tales actividades. En el primer caso, se trata de funciones que no necesariamente corresponden a un servicio o red de informacion y que muy bien pueden atribuirse a otro tipo de organismo, cuya funcion no es unicamente suministrar informacion. En efecto, entre los casos considerados en este estudio, encontramos una relativamente alta proporcion de instituciones que realizan actividades de cooperacion tecnica (61,4 % del total de 57 programas). Ello se explica fundamentalmente por el hecho de que un gran numero de los programas analizados estan adscritos a organismos e instituciones de cooperacion tecnica, que como parte de sus actividades en este campo, han creado programas para suministrar informacion con miras a favorecer dicha cooperacion. Encontramos aqui una muestra de integracion sinergica de funciones y actividades dentro de un organismo, cuyos efectos multiplicadores pueden ser altamente beneficos, pues las funciones de informacion y cooperacion refuerzan mutuamente.

    En el segundo grupo, encontramos una funcion mas clasica de los organismos de informacion: suministrar informacion propiamente dicha para apoyar la investigacion, la formacion y la cooperacion tecnica. Como hemos constatado, la mayoria de los programas analizados tienen como funcion prioritaria la de suministrar informacion para favorecer la investigacion, la cooperacion tecnica y el desarrollo. Estos resultados muestran un cierto grado de conscientizacion en la region sobre el valor y la funcion de la informacion como recurso para la investigacion, la cooperacion y la integracion.

    En el tercer grupo, la tarea consiste en facilitar un proceso, en este caso, tambien obtuvieron prioridad la investigacion y la cooperacion.

    Por ultimo, senalemos que se encontro una variedad promedio de 6 tipos de actividad por cada programa, lo cual indica el caracter multifuncional de los programas estudiados. Esto coincide con la variedad de objetivos que se plantean y la variedad de actividades que se realizan en materia de informacion y su aplicacion para el desarrollo y la integracion (Ver Cuadro No. 2.1).

    Los programas estudiados cubren practicamente todas las areas del conocimiento. Se registro un total de 199 areas del conocimiento, cubiertas por 57 programas, lo cual da un promedio de 3 areas por cada programa, con ciertas variaciones entre el maximo y el minimo (Ver Cuadro No. 2.2 y Figura 2.2). La mayor parte de los programas analizados muestran una inclinacion vocacional multidisplinaria, aunque se observan algunos especializados en una o unas pocas areas. La concentracion de areas del conocimiento favorece ampliamente a las Ciencias Sociales y Humanas (11 % del total de areas y 38,5 % del total de 57 programas), seguidas por Ingenieria y Tecnologia (9 % y 31,6 %), Administracion (7,5 % y 26,3 %), Informatica (7 % y 24,6 %), Ciencias de la Educacion (7 % y 24,6 %), Ciencias Naturales y Basicas (6,5 % y 22,8 %), Ciencias del Agro (5,5 % y 19,3 %) y Comercio Exterior (5,5 % y 19,3 %), para mencionar solo las areas con porcentajes superiores al 10 %. Esta concentracion de programas orientados hacia una "mision" determinada podria reflejar tambien una tendencia mas pronunciada hacia la solucion de problemas sociales, economicos o tecnicos que hacia la investigacion pura, aunque la verificacion de esta afirmacion requeriria de evidencias empiricas adicionales.

    Llama la atencion la relativamente baja proporcion de programas de informacion sobre las llamadas Ciencias Basicas y Naturales, en comparacion con las Ciencias Sociales. En virtud de la importancia que representa la informacion para el desarrollo de la Ciencia y la Tecnologia, esperabamos encontrar un mayor numero de programas de informacion dedicados a esta area. Es posible que siendo tan marcada la especializacion en estos campos, los cientificos de cada especialidad tiendan a agruparse formando redes de cooperacion cientifica que disponen de sus propias fuentes de informacion. Si embargo, aun si esto fuera cierto, no se obvia la necesidad de desarrollar servicios y redes de informacion cientifica y tecnologica a nivel de la region. La posibilidad de poner la Ciencia y la Tecnologia al servicio del desarrollo y la integracion depende de la consolidacion de la comunidad cientifica regional y en este proceso, la informacion y el intercambio intrregionales son indispensables e inevitables.

    Esta tendencia indicaria una fuerte concentracion de la informacion en un grupo relativamente pequeno, que dispone de los contactos y medios para acceder a ella. Al lado de este grupo reducido se halla un vasto sector de cientificos aislados de dichas fuentes. Por esta razon, consideramos que deben realizarse esfuerzos por desarrollar programas de informacion en los diferentes campos de las ciencias basicas y aplicadas y las tecnologias, a fin de lograr una mayor difusion de la informacion en la comunidad cientifica de la region.

    Lo anterior debe tomarse como una hipotesis de trabajo derivada de constataciones que deberian ser objeto de una investigacion mas profunda, para lo cual sugerimos la realizacion de un estudio especial en el futuro. No obstante, las tendencias del desarrollo desigual en nuestros paises nos conducen a pensar que las aseveraciones anteriores podrian tener un fundamento solido en evidencias observadas en otros sectores del desarrollo, no solo en el campo cientifico y tecnologico.

    Por otra parte, puede inferirse tambien que la cobertura de areas del conocimiento por parte de los programas de informacion, no corresponde con las prioridades de desarrollo de la region. La escasez de programas constatada en materia cientifica, se manifiesta igualmente en los campos de la salud, la energia y el medio ambiente, en los cuales hemos encontrado relativamente pocos programas.

  7. USUARIOS
  8. Examinemos ahora los resultados referentes a la cobertura de usuarios, pero antes es conveniente establecer una distincion entre usuarios actuales y potenciales. Por usuario actual vamos a entender el que realmente utiliza los servicios informativos del programa en cuestion. El usuario potencial es aquel que teoricamente podria utilizarlos y su contabilizacion deriva de una estimacion sobre el posible uso de los servicios informativos de los programas analizados.

    Las cifras sobre usuarios, actuales o potenciales, deben tomarse con mucha reserva, pues 33 instituciones (57 % del total) no dieron ninguna informacion sobre el numero de usuarios de sus servicios, de manera que nos estamos basando en el 43 % que lo hizo (Cuadro Global No. 3). Es posible que muchas instituciones no lleven un registro sistematico de sus usuarios o que simplemente les haya resultado dificil suministrar la informacion, por implicar la realizacion de ciertos calculos y estimaciones. En cualquier caso, de estos resultados podemos concluir que es necesario promover entre las instituciones un mayor interes por la contabilizacion y registro de sus usuarios, a fin de disponer de estadisticas mas precisas. Ello demuestra, por otra parte, que muchos de los programas analizados se han creado sin una estimacion clara de los usuarios de los mismos. Es decir, los servicios de informacion se crearon porque se supone la existencia de una necesidad de informacion en un conjunto de usuarios en relacion con temas considerados prioritarios para la investigacion y el desarrollo. Pero no se tiene muchas veces una clara consciencia del mercado real y potencial de dichos servicios.

    Los 24 programas que informaron sobre esta variable totalizan 106.768 usuarios actuales, de los cuales 92.107 (86,2 %) son individuales y 14.661 (14,8 %) institucionales (Cuadro 3.1 y Figura 3.1). Si tomamos en cuenta que en cada institucion usuaria pueden existir multiples usuarios de la informacion que ella recibe, el numero de usuarios finales individuales aumentaria considerablemente, aunque no podemos dar una cifra que refleje esta realidad. Tomando en cuenta los 24 programas, se estima un promedio de 4.448 usuarios, de los cuales 3.834 serian individuales y 614 institucionales, aplicando los mismos porcentajes encontrados en la distribucion total. Podriamos utilizar estos promedios para hacer estimaciones sobre el total de programas, pero hemos preferido evitar dichas estimaciones a fin de reflejar la realidad de los datos obtenidos y no introducir elementos hipoteticos que pudieran conducir a malentendidos y confusiones.

    Es necesario aclarar que posiblemente en este conjunto de usuarios podamos estar contabilizando varias veces un mismo usuario, pues un individuo puede utilizar los servicios de mas de uno de los programas examinados. Pero con la informacion disponible y en la situacion actual de la region en materia de registro de usuarios de las instituciones, no es posible obtener estadisticas mas confiables. De todos modos, para cada programa un usuario, individual o institucional, tiene el mismo valor tanto si es exclusivo como si usa ese programa y otros al mismo tiempo. Para los efectos de la programacion de sus servicios es, de todas maneras, un usuario.

    En cuanto a los usuarios potenciales, 23 instituciones suministraron informacion, es decir, 49 % del total. El total de usuarios potenciales se eleva a 783.975, de los cuales 756.950 (96,5 %) son individuales y 27.025 (3,4 %) institucionales. Encontramos aqui una diferencia notable en cuanto a la distribucion de usuarios reales (o actuales) y usuarios potenciales. El porcentaje de usuarios individuales potenciales es considerablemente mayor que el de usuarios individuales reales: hay una diferencia de 10,3 % a favor de los usuarios individuales potenciales (Figura 3.1). Ello puede significar que las instituciones patrocinantes y gerentes de programas de informacion le concedan mayor importancia en el futuro a los usuarios individuales sobre los institucionales. Esta orientacion es consistente con otras tendencias que se observan en la evolucion de la sociedad, en la cual se tiende cada vez mas a privilegiar la participacion individual, sobre todo en el manejo de la informacion. Esa tendencia se ha reflejado muy claramente en el campo de la micro-informatica y la telematica, areas en las cuales se tiende cada vez mas a privilegiar la computacion individual y a promover intercambios de informacion a nivel interpersonal.

    De acuerdo a las cifras anteriores, las instituciones consultadas, que suministraron informacion sobre este aspecto, estiman que el numero de usuarios deberia crecer de 106.768 actuales a 783.975 usuarios potenciales, un crecimiento de aproximadamente 7 veces en relacion al total de usuarios actuales. Esto es muy significativo en terminos de la posible expansion de los servicios de informacion existentes en la region, por una parte, y la posible aparicion de otros servicios regionales en esta decada. Estas cifras son tambien significativas para lo referente a los servicios telematicos a poner en marcha para atender a esta poblacion usuaria.

    No obstante, debemos considerar con reserva estas cifras suministradas por las instituciones consultadas pues, como hemos senalado, muchas de ellas no llevan una contabilidad sistematica de sus usuarios y sus estimaciones de usuarios potenciales puedan haber sido efectuadas con bases metodologicas distintas en cada caso. Por otra parte, nos estamos basando en el 43 % de instituciones que informo sobre este aspecto. Habria que completar el inventario de usuarios con el 57 % restante.

    Tambien se investigo acerca de los tipos de usuario, segun la actividad principal que estos realizaban. En el Cuadro No. 3.2 y la Figura 3.2, se puede apreciar que la mayoria de usuarios tanto actuales como potenciales se ubican en actividades de investigacion, informacion y cooperacion tecnica y desarrollo, con un porcentaje menor en actividades de formacion y, por ultimo, el publico en general. No se encontro una diferencia significativa entre usuarios dedicados a investigacion, informacion y desarrollo y cooperacion tecnica. Tampoco existe una diferencia significativa entre la distribucion por tipos de los usuarios actuales y potenciales: los tipos de usuario se mantienen relativamente invariantes.

    Llama la atencion, sin embargo, que el 24 % de los usuarios se dedique a actividades de informacion. Una parte de la poblacion usuaria corresponderia entonces a los propios productores y gerentes de informacion, los cuales serian usuarios de otros productores. Este hecho debe ser tomado en cuenta a la hora de planificar servicios de informacion y servicios telematicos: un porcentaje importante de usuarios seran los propios productores y gerentes de informacion. Estos utilizaran la informacion producida por otros servicios para suministrarla a un conjunto de usuarios finales dedicados a actividades de investigacion y de desarrollo y cooperacion tecnica.

  9. RECURSOS HUMANOS, INFORMATICOS Y TELEMATICOS
  10. En cuanto al personal, 305 personas trabajan en 40 programas de informacion (17 programas no informaron acerca de su personal), lo cual da un promedio de 7,5 (digamos 8) personas por programa. Entre estos se cuenta un 44,5 % de profesionales, 31,5 % de tecnicos medios, 13,4 % de personal secretarial y el 10,6 % restante como personal de servicio (Cuadro No. 4.1 y Figura No. 4.1). Llama la atencion la relativamente grande proporcion de profesionales, en comparacion con la de tecnicos intermedios y personal secretarial.

    En relacion con este aspecto valdria preguntarse cual es la magnitud de apoyo secretarial y tecnico que necesita un profesional para gerenciar un servicio de informacion. Los resultados pueden significar dos cosas muy distintas. En primer lugar, pueden reflejar una tendencia hacia una mayor automatizacion y que los servicios pueden funcionar con poco apoyo secretarial y de tecnicos medios, pero con profesionales calificados, bien formados en el uso de la informatica. En segundo lugar, podemos suponer tambien que los programas de informacion carecen del requerido apoyo tecnico y secretarial, por lo cual el profesional de la informacion se ve constrenido a sus propios recursos individuales y se torna cada vez mas solitario. Una tercera alternativa interpretativa es tambien posible: que exista una situacion de subempleo en el mercado de trabajo de la gerencia de sistemas de informacion, que conduzca a muchos profesionales a realizar tareas correspondientes mas bien a los niveles medio y secretarial.

    Cada una de estas hipotesis puede conducir a estrategias diferentes de utilizacion de los recursos humanos necesarios para la creacion y desarrollo de servicios y redes de informacion en la region. En el primer caso, habria que reforzar las acciones de formacion del personal profesional de la informacion en el manejo de la informatica y la telematica, para hacerlo cada vez menos dependiente del apoyo secretarial y tecnico de nivel medio. En este caso, estariamos substituyendo trabajo humano por capital y tecnologia. En el segundo caso, habria que aplicar una estrategia totalmente diferente, consistente en proveer a los servicios de informacion del personal tenico intermedio y secretarial necesario a fin de que puedan cumplir sus tareas de manera satisfactoria. Por ultimo, en la tercera eventualidad, habria que generar nuevas fuentes de trabajo dentro del area de las ciencias de la informacion y/o utilizar de manera mas racional el personal profesional de esta disciplina, con el objeto de valorizar en grado optimo sus calificaciones. Tambien es posible, adoptando una solucion intermedia, tratar de aplicar una estrategia combinada, que utilice elementos de cada una de las ya mencionadas procurando lograr una combinacion optima entre ellos y un efecto sinergico en la relacion de cada elemento con los demas.

    En cualquier caso, valdria la pena realizar un estudio en mayor profundidad sobre la utilizacion del personal profesional en el contexto del desarrollo de servicios y redes de informacion en la region, para fundar una estrategia mas coherente. Ello es esencial, sobre todo porque ese personal, al igual que los usuarios finales, sera clave a la hora de poner en marcha los servicios telematicos en la region y seran quienes gerenciaran la informacion que circulara a traves de una futura red telematica. En este sentido, es oportuno mencionar que la UNESCO ha desarrollado una metodologia de encuestas sobre el personal de los servicios de informacion que ha sido utilizada en muchos paises, incluyendo algunos del CaribE. En la fase operacional del proyecto REDALC podria contemplarse la realizacion de algunas encuestas nacionales segun esta metodologia, en caso de que fuesen necesarias.

    Los programas de informacion analizados se encuentran en su mayoria automatizados en un 80 % (Ver Cuadro Global No. 4). Un total de 12 programas utilizan tanto el procesamiento manual como el automatico y solo encontramos una institucion que no esta automatizada. En este sentido, seria aconsejable realizar los esfuerzos necesarios para automatizar al maximo las funciones de los servicios de informacion de la region.

    En cuanto al equipo de computacion, existe una tendencia hacia una cierta modernizacion del equipo basico de procesamiento. Se constato que de 90 computadoras disponibles, 54 (60 %) corresponden al tipo compatible IBM/AT (Cuadro 4.2 y Figura 4.2). Si excluimos 10 programas que no informarton acerca del equipo disponible, obtenemos la cifra de 2 microcomputadoras por cada programa, una XT y una AT. Sin embargo, en un momento en que la tendencia de la microcomputacion es hacia la eliminacion de los equipos tipo XT y aun de ciertos equipos AT (los microprocesadores 80086 y 80286, respectivamente), en la region aun persiste el uso de micro-computadoras XT. Esto indica la necesidad de modernizar el "parque informatico" de la region a fin de poder funcionar con mayor eficiencia en el ambiente de una red telematica en el futuro.

    Es relativamente notable la cantidad de minicomputadoras (9) y de computadoras tipo "Mainframe" (11) disponibles (Cuadro No. 4.1 y Figura 4.2). Es conveniente aclarar que en realidad, en la mayor parte de los casos, se trata de minicomputadoras y computadoras mainframe a las cuales estos programas tienen acceso y que cubren las necesidades de una institucion en su conjunto, pero no estan destinadas exclusivamente al programa de informacion considerado. De todas maneras, es significativo constatar que 20 programas (35 %) disponen de acceso a una minicomputadora o a un mainframe, a traves de los cuales se puede ampliar la capacidad de gestion de informacion de esos programas. Esto es importante a la hora de programar servicios telematicos para vehicular esa informacion a traves de la region.

    En materia de equipos de telecomunicacion, existen 28 modems pero repartidos en 20 programas. Es significativo que el 65 % de los programas no dispone de equipos para telecomunicaciones. Lo mismo puede decirse del resto de los equipos especiales para el tratamiento de la informacion, tales como "scanners", unidades lectoras de CD-ROM e impresoras laser: se observa una fuerte concentracion en un grupo selecto de instituciones que disponen de medios para proveerse de estos equipos. Pero lo mas significativo es que 65 % de los programas continuan utilizando medios tradicionales de comunicacion con sus usuarios. En realidad, puede afirmarse que la region se encuentra aun en la "era del fax", en transicion incipiente hacia la "era del correo electronico", lo cual puede explicarse por la ausencia de una red regional de transporte de informacion y que justificaria su desarrollo en el futuro.

    En materia de capacidad de almacenamiento, encontramos cifras muy desiguales entre los programas. Se registro un total de 13.535 Megabytes (o 13,5 Gigabytes) de capacidad, aunque observamos que existe un programa (BIREME) que dispone de una capacidad impresionante en relacion con el resto, de 8.000 Megabytes (Ver Cuadro Global No. 4). Creemos que, en este caso, puede tratarse de la capacidad total de almacenamiento de la institucion en la cual esta encuadrado el programa y no la capacidad real destinada al programa en si.

    Con respecto a la capacidad de almacenamiento, hay que guardar ciertas reservas. Algunas instituciones informaron acerca de la cantidad de espacio ocupado actualmente por la base de datos o servicio de informacion y no la capacidad disponible de los equipos utilizados en el programa, esten o no ocupados en la actualidad por el programa. No obstante, esta situacion la hemos observado solo en tres programas.

    Vamos a reformular nuestras cifras de acuerdo a estas reservas y a realizar algunas estimaciones mas realistas. Solo 26 instituciones informaron acerca de su capacidad de almacenamiento (Ver Cuadro No. 4.2 y Figura No. 4.3). Entre estas, pondremos aparte 4 instituciones que informaron muy por encima o muy por debajo de las cifras normales. Nos quedan entonces 22 instituciones con un total de 5520 Megabytes de capacidad, lo cual da un promedio de 250 Megabytes de capacidad. Sin embargo, aun se constata una fuerte concentracion de la capacidad de almacenamiento en ciertas instituciones, en detrimento de otras de menos recursos, lo cual es testimonio de la desigualdad existente en este aspecto y que deberia mejorarse en el futuro, con miras al logro de una participacion mas equitativa en materia de capacidad de almacenamiento de informacion. Conviene senalar, como elemento adicional, que el espacio de memoria ocupado por una base de datos es muy variable, dependiendo del programa y de la estrategia utilizados para elaborarla, lo cual introduce aun mas reservas en las cifras manejadas en relacion con este aspecto.

    El perfil promedio en materia de equipo de computacion es un servicio dotado de dos computadoras, una XT y una AT, de una impresora de matriz de punto, de un cuarto de una impresora laser, de la mitad de un modem, de un cuarto de un scanner y de un cuarto de una lectora CD-ROM. Entre estas cifras, lo mas significativo para los efectos de una red telematica es la disponibilidad de equipos de comunicacion y de computadoras suficientemente rapidas para economizar dinero en la transferencia de archivos, minimizando el tiempo de conexion a las redes. En este sentido, a la par de implementar la red propiamente dicha, habria que pensar en modernizar y adaptar el equipo informatico necesario para funcionar con mayor eficiencia dentro de ella, sobre todo si se trata de vehicular grandes cantidades de informacion provenientes de servicios regionales de informacion y de hacer disponibles esos servicios a la poblacion investigadora. En realidad, es necesario que un servicio que aspira vehicular su informacion a traves de una red, se provea del equipo de computacion necesario para ello. Este seria otro de los criterios de decision en el momento de implantar servicios de informacion, como valores agregados de una red telematica en la region.

    El programa de computacion CDS/ISIS de la UNESCO, creado especialmente para la gerencia de bases de datos bibliograficas y documentales, ocupa un liderazgo indiscutible en la region, pues es utilizado por el 70 % de los programas consultados (Ver Cuadro 4.1 y Figura 4.3). En menor proporcion se utilizan el DBASE y el LOTUS 1-2-3, este ultimo sobre todo en el manejo de bases de datos estadisticos de algunos servicios de la region. El ISIS, sobre todo en su version para micro-computadoras, se ha convertido en un estandar en la region, fundamentalmente por el esfuerzo realizado por la UNESCO, a traves de su Programa General de Informacion, para perfeccionarlo y difundirlo. No obstante, si se va a establecer un estandar en la region, en materia de utilizacion de "software" para la gestion de informacion en ambientes telematicos, seria recomendable perfeccionar los servicios de asistencia al usuario del programa ISIS, o cualquiera sea el estandar utilizado y garantizar una actualizacion permanente del mismo.

    En este contexto, cabria preguntarse si conviene mas estandarizar y homogeneizar en materia de utilizacion del software o dejar cabida a la diversidad. En el mundo actual se esta afirmando cada vez mas una tendencia hacia la diversidad mas que a la homogeneidad. Tal vez seria entonces deseable en este terreno favorecer la expresion de una diversidad que es una manifestacion de la conservacion de identidades nacionales, culturales, institucionales y grupales, adaptadas a las necesidades de usuarios de diversos grupos sociales. En este sentido, conviene saber mantener un equilibrio entre la tendencia a la uniformizacion de estandares y la coordinacion de la diversidad, buscando al mismo tiempo, una compatibilizacion de esas diversidades con instrumentos que permitan su traduccion a un lenguaje comun. En otras palabras, en el caso especifico que nos ocupa, se trata de elegir si conviene hacer esfuerzos por lograr estandares uniformes en materia de software y de desarrollo de bases de datos y servicios de informacion, o permitir que cada pais o institucion desarrolle sus propias normas, adaptadas a sus necesidades y tratar despues de compatibilizarlas, de acuerdo al significado especifico que ellas tienen y la funcion que cumplen en sus contextos particulares. Cual de las dos estrategias es la mejor, dependera de la evolucion de las necesidades de la region en materia de informacion para el desarrollo. Puede tratar de lograrse una uniformidad y una normalizacion del proceso de tratamiento e intercambio de informacion, a traves de programas estandarizados y reconocidos por todas las partes involucradas, pues ello permite el uso de un "lenguaje" comun. Pero, al mismo tiempo, es conveniente mantener la necesaria diversidad de productos y servicios de informacion adaptados a las necesidades de los usuarios nacionales e institucionales. Es recomendable un monitoreo permanente de esas necesidades y tendencias si se desea disponer de servicios informaticos y telematicos adaptados a las realidades de la region, que a la par de compartir codigos comunes de informacion y comunicacion, permitan la expresion de las identidades y especificidades ya mencionadas.

    Entre los 57 programas, 26 (45,6 %) disponen de medios de comunicacion electronica, a traves de redes o servicios academicos o comerciales de comunicacion. Entre este conjunto, 28% tiene acceso a la red BITNET-EARN, 19 % estan adscritos a ALTERNEX y un 10,5 % a INTERNET (Ver Cuadro No. 4.1 y Figura No. 4.5). El 43 % restante utiliza diversos servicios comerciales de comunicacion. En este aspecto, se observa tambien una concentracion, pues existen programas adscritos a mas de un medio de comunicacion electronica. Ademas de esta concentracion, las cifras muestran claramente las carencias en materia de comunicacion electronica existentes en la region y la necesidad de disponer de una red academica que establezca conexiones apropiadas entre los gerentes de informacion y los usuarios de sus servicios y entre estos ultimos. Por otra parte, en el momento de implementar una red telematica academica en la region, habria que pensar en la disponibilidad de medios de comunicacion que ya existen, con el objeto de aprovechar su conectabilidad y valorizar su contribucion a la red.

  11. PRODUCTOS Y SERVICIOS
  12. Con respecto a los productos y servicios ofrecidos a los usuarios por parte de los programas estudiados, la mayor parte corresponde a "servicios de informacion" (27 % del total de tipos de productos y servicios y 82,4 % del total de programas) y "publicaciones periodicas" (24 % y 73,7 %). Luego, encontramos en menor proporcion la publicacion de "informes de investigacion" y "servicios de asistencia tecnica", ambos con un 20 % de frecuencia respectivamente (Ver Cuadro No. 5.1 y Figura No. 5.1). En este caso, al igual que en otros ya analizados, encontramos un numero mayor de productos y servicios que de programas, pues un programa puede ofrecer mas de un producto y servicio.

    La variedad promedio de productos y servicios fue de 3, lo cual significa que en promedio cada programa ofrece tres tipos de producto, generalmente "servicio de informacion" (generalmente el acceso a bases de datos), una "publicacion periodica" e "informes de investigacion" o "servicios de asistencia tecnica".

    Estos resultados tienen importantes implicaciones para el diseno y desarrollo de una red telematica. La provision de servicios de suministro de informacion (con o sin una o varias bases de datos) es normal dentro de las actividades de un programa de informacion. Pero, la relativamente alta proporcion de servicios que ofrecen publicaciones periodicas es importante, pues crea la necesidad de proveer facilidades para que esas publicaciones puedan difundirse por via electronica en el ambiente de comunicacion de una red telematica. Ello podria efectuarse en el seno de un "foro" o "conferencia electronica" a la cual pertenezcan los suscritores de esa revista, que puede servir de eje central al acceso directo y en-linea a las bases de datos que ofrezca un servicio de informacion determinado.

    Es interesante anotar que, paralelamente al acceso a bases de datos y publicaciones periodicas electronicas, mediante una red telematica, existe una alternativa de acceder a ellas a traves del soporte CD-ROM, que permite almacenar grandes volumenes de datos, en un medio facilmente intercambiable y comunicable por via postal, como lo es, por ejemplo, el videocassette en el mundo de la television y el cine. Hay servicios de informacion como DIALOG Information Services, con base en Estados Unidos de America, que ofrece suscripciones a bases de datos utilizando este medio, ademas del acceso "en-linea" a traves de su red telematica. La tecnologia del CD-ROM no se opone al acceso "en-linea". Ella puede ser un recurso complementario importante, cuando se trata de disponer de grandes volumenes de informacion que no necesitan una actualizacion muy frecuente, que se puede organizar como un servicio de distribucion de documentos (documento delivery service) mediante un servidor en una red. Seria deseable que en el marco de la futura red REDALC pudiera contemplarse la utilizacion de este recurso de informacion, por parte de los servicios de informacion que lo requieran por su naturaleza operativa, como complemento de los otros servicios informativos de valor agregado que pudieran desarrollarse dentro de dicha red.

    Como informacion especial se recolectaron datos acerca de los tipos de bases de datos existentes en la region. La mayoria de ellas corresponde al tipo de bases de datos "referencial" (30 % del total de tipos de bases de datos y 49,1 % del total de programas) y luego bases de datos con "resumenes analiticos" (21,7 % y 35 %) y de "referencias bibliograficas" (20,6 % y 33,3 %). El resto corresponde a otros tipos de bases de datos, entre las cuales se destaca un 14 % de bases de datos de "texto completo", que requieren un esfuerzo particular de trabajo en materia de ingreso y recuperacion de informacion (Ver Cuadro No. 5.1 y Figura No. 5.2). Es significativo que en la region existen pocas bases de datos de tipo "estadistico" o "numerico", lo cual hace necesario desarrollar servicios de informacion estadistica en la futura red REDALC en los campos cientifico, educativo y tecnologico, a fin de facilitar el acceso a este tipo de datos a los investigadores de la region.

    La reparticion de las bases de datos por tipos es una informacion que puede servir de referencia, para disenar servicios de informacion y ponerlos a la disposicion de los usuarios a nivel regional. Cada tipo de bases de datos tendra sus requerimientos especificos, con implicaciones diferenciales en cuanto al diseno y puesta en marcha de sus servicios en el ambiente de una red telematica. En este sentido, pueden requerirse decisiones sobre el tipo de base de datos que conviene desarrollar en un campo del conocimiento determinado, sobre todo tomando en cuenta las disponibilidades de servicios existentes en la region.

    Las bases de datos de cobertura regional existentes en la region se actualizan generalmente mensualmente (26 %) y luego semestralmente (19,6 %) y diariamente (15,2 %) o trimestralmente (15,2 %). Estos resultados son tambien significativos para los efectos de estimar el volumen de datos y su frecuencia de circulacion en una red telematica. Cada frecuencia de actualizacion presentara exigencias de circulacion de informacion diferentes y de diversa magnitud.

  13. CONCLUSIONES Y SUGERENCIAS
  14. Ademas de las conclusiones y sugerencias adelantadas en el analisis precedente, senalaremos las siguientes:

    1. Los resultados del analisis muestran que en la region existe un acervo importante de informacion en diferentes campos del conocimiento, en proceso de desarrollo y sistematizacion, pero con caracteristicas de suficiencia como para crear a partir de ella aplicaciones en el marco de una red telematica utiles al desarrollo y la integracion de los paises de America Latina y el Caribe.

    2. Si bien los programas de informacion muestran un desarrollo tecnologico desigual, existe una experticia suficiente para la creacion de nuevos programas y el desarrollo de los existentes, perfectamente aprovechable dentro de una red telematica. No obstante, es recomendable completar el conocimiento existente sobre el personal profesional que trabaja en la gerencia de sistemas de informacion, con el objeto de identificar los puntos de apoyo tecnico que pudieran ser utilizables para la gestion de una red telematica, desde el punto de vista del productor y gerente de informacion.

    3. Quedan por resolver varios problemas que derivan de la relacion entre los productores y gerentes de programas de informacion y los usuarios de los mismos. A nuestro juicio, no existe una interaccion lo suficientemente intensa y sinergica entre oferentes y usuarios de informacion, que les permita a los primeros conocer con exactitud las necesidades de informacion de los segundos y las modalidades de su utilizacion y a los segundos, conocer las caracteristicas de la oferta de informacion existente en la region. Esta relativa incomunicacion deriva de las deficiencias en materia de infraestructura de comunicacion, por una parte, y, por la otra, de la ausencia de interaccion entre los actores implicados en el proceso de produccion y uso de la informacion. Lo primero justifica de por si la necesidad de crear y desarrollar una red telematica academica a nivel regional. Lo segundo, justifica el desarrollo, paralelo a la red, pero como parte intrinseca de su estrategia de desarrollo, de un programa de sensibilizacion y formacion de gerentes, usuarios de informacion, de formadores de usuarios y de personal de apoyo de la futura red REDALC. A la par de este programa, es necesario crear interfaces de usuario amigables y que permitan a los usuarios (intermedios o finales) una gestion dinamica de la informacion en un ambiente telematico. El desarrollo de este tipo de interfaces, tomando como base el programa MULBRI (Mensajeria de la Union Latina en Beneficio de las Redes de Investigacion), desarrollado por la Union Latina, deberia tambien formar parte de un plan de implantacion de una red telematica regional.

    4. Con respecto a los usuarios finales, puede decirse que existe una masa critica suficiente para justificar la necesidad de una red telematica. Su numero y variedad de campos del conocimiento a los que ellos se dedican crean un mercado academico de cierta magnitud, en espera de los beneficios que una red telematica les puede aportar en materia de facilidades de comunicacion.

    5. Los campos del conocimiento cientifico y tecnologico no se hallan cubiertos de manera equilibrada en materia informativa en la region. Es necesario promover y realizar acciones para superar estas desigualdades y adaptar el desarrollo de los programas de informacion a las areas prioritarias del desarrollo de la region, en los diversos campos del conocimiento. Las politicas informativas son deficientes tanto a nivel regional como a nivel nacional. Existen embriones de politica informativa a nivel nacional en algunos paises e intentos de acciones integradoras a nivel regional. Es posible que la presencia de una red telematica brinde las posibilidades de desarrollo de tales politicas, asi como de fortalecimiento de las acciones integradoras y cooperativas a nivel regional, que pudieran ser la base de una politica regional de informacion cientifica y tecnologica en el futuro.

    6. Es necesario igualmente crear programas de informacion sobre los programas de informacion. Es decir, una especie de meta-programa de informacion que se dedique a la tarea de identificar necesidades de informacion, identificar los programas existentes y los requeridos para cubrir esas necesidades, de monitorear su evolucion y de identificar las tendencias en el desarrollo de la informacion cientifica y tecnologica a nivel regional. En este sentido, la actividad realizada por el Programa General de Informacion de la UNESCO puede servir de punto de partida para tal meta-programa.